Un estudio publicado por científicos de la NASA a principios de este año, anunció la posible aparición de una «pequeña Era de Hielo». Los científicos, que estudian la astronomía y cómo afecta e influye en la Tierra aseguran que el Sol volverá a sus temperaturas más bajas en 2021 y que tendrá consecuencias directas sobre el planeta.

Estas bajas temperaturas, podrían provocar una gran disminución de la temperatura global de la Tierra, con lo que se produciría un frío global que podría incluso llegar a congelar el río Támesis, en Inglaterra, hacia 2030.

La temperatura va a bajar a partir de 2021, según el modelo matemático de actividad magnética del Sol usado en el estudio. Los científicos participantes predicen una disminución de esas ondas magnéticas por tres ciclos solares.

Los científicos, han estudiado la actividad magnética del Sol desde tiempo antes. Han conectado variables e interrelacionan la actividad futura del Sol con el llamado Mínimo de Maunder, nombre con el que se conoce un período durante el cual prácticamente desaparecen de ese astro las manchas solares.

Ese ‘Mínimo’ ha coincidido con momentos en que América del Norte y Europa han sufrido sus inviernos más fríos y duros. Según los científicos, el último Mínimo de Maunder tuvo lugar en el siglo XVII y duró de 50 a 60 años. Entre sus consecuencias estuvo el congelamiento del río Támesis, en Londres, que usualmente no se congela.

Los científicos predicen un nuevo Mínimo de Maunder o pequeña Era del Hielo para 2030, que, además, podría prolongarse durante 30 años debido a la baja actividad magnética del Sol.

Sin embargo, las causas del calentamiento global que sufre el planeta podría contrarrestar las consecuencias de esa ‘Era de Hielo’ y los científicos esperan que con ese frío se pueda combatir y anular el calentamiento global y los humanos puedan arreglar “la Tierra y nuestra polución».

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *